Connect with us

Atlanta Hawks

La evolución de Trae Young fue notable durante la segunda mitad de su primera temporada como novato y demostró que es una estrella en potencia. El base utilizó el All-Star de Charlotte como un escaparate para mostrar su valor y brilló en los últimos meses liderando a su franquicia a triunfos significativos frente a los equipos más poderosos de la liga. Milwaukee Bucks, con el MVP Giannis Antetokounmpo, fue una de sus víctimas. Incluso fue capaz de escaparse de la sombra que proyecta Luka Doncic y se convirtió en una amenaza real para el premio que finalmente conquistó el esloveno de Dallas Mavericks.

Con la consolidación de Trae como una de las gemas de la liga, y pese a su raquítico récord de 29-53, fue una campaña paradigmática de lo que deberían hacer los equipos en etapa de desarrollo: ser competitivos aún en la derrota.

Con Young como líder, el plantel de los Hawks es uno de los más interesantes de la NBA. La progresión de Trae, y del conjunto en general, será natural en una formación que sumó aún más talento joven con las incorporaciones de De’Andre Hunter, Cam Reddish y Bruno Fernando además de experiencia y jerarquía con Evan Turner, Alex Len y Jabari Parker.

Atlanta seguirá recorriendo su camino hacia la madurez con Young como la piedra basal. Es el momento de identificar qué puede aportarle cada uno de sus componentes al futuro de la franquicia. En una conferencia con cuatro equipos que prometen escaparse en lo más alto de la tabla de posiciones, los Hawks intentarán dar la sorpresa para meterse en la postemporada. Será difícil, pero talento y química abundan.

Movimientos

Draft 2019

  • De’Andre Hunter (Pick 4 – Alero – Virginia)
  • Cam Reddish (Pick 10 – Alero – Duke)
  • Bruno Fernando (Pick 34 – Pivote – Maryland)

Renovados

  • Vince Carter (1 año – 2.3 millones)

Traspasos – Altas

  • Evan Turner (Portland Trail Blazers)
  • Allen Crabbe (Brooklyn Nets)
  • Solomon Hill (New Orleans Pelicans)
  • Chandler Parsons (Memphis Grizzlies)
  • Damian Jones (Golden State Warriors)
  • Charlie Brown (Saint Joseph’s Hawks – Two Way)
  • Jabari Parker (Washington Wizards)
  • Ray Spalding (Phoenix Suns)
  • Brandon Goodwin (Denver Nuggets – Two Way)

Traspasos – Bajas

  • Kent Bazemore (Portland Trail Blazers)
  • Taurean Prince (Brooklyn Nets)
  • Solomon Hill (Memphis Grizzlies)
  • Miles Plumlee (Memphis Grizzlies)
  • Omari Spellman (Golden State Warriors)
  • Deyonta Davis (Houston Rockets)
  • Dewayne Dedmon (Sacramento Kings)
  • Justin Anderson (Washington Wizards)
  • Isaac Humphries
  • Alex Poythress (Jilin Northeast Tigers)
  • Jaylen Adams (Milwaukee Bucks)

Plantel

PGTrae YoungEvan TurnerBrandon Goodwin
SGKevin HuerterCam ReddishAllen Crabbe
SFDe’Andre HunterDeAndre’ BembryChandler Parsons
Vince Carter
PFJohn CollinsJabari ParkerAlex Poythress
CAlex LenBruno FernandoDamian Jones

En la teórica formación inicial, apenas Alex Len supera los 22 años y las dos temporadas de experiencia. Young demostró durante su primera campaña que tiene las condiciones necesarias para ser el líder de la revolución de los Hawks, plato obligado del menú que ofrece el League Pass.

Los nombres propios encajan a la perfección en la propuesta del entrenador Lloyd Pierce: un equipo atlético que le imprime un ritmo infernal a los partidos. Young es el director de la relampagueante orquesta: más allá de argumentar las comparaciones con Steph Curry en cuanto a su rango de tiro, evidenció que es un pasador de élite capaz de encontrar espacios a una velocidad supersónica gracias a su creatividad.

En cada ofensiva, Young dispone de tres desenlaces que puede ejecutar a la perfección: lanza de tres puntos, penetra o identifica a su compañero mejor ubicado. La consistencia de Huerter es el complemento perfecto en un backcourt que persigue el diseño de los Splash Brothers: comparado con Klay Thompson después de su primera campaña, encestó el 38.5% de tres puntos en 4.7 intentos.

Collins tiene el potencial para transformarse en uno de los unicornios de la liga. También en All-Star. Su vasto repertorio ofensivo continuó con su crecimiento: fue devastador en el pick&roll con Young y desarrolló mayor fiabilidad desde el perímetro. Si bien mantuvo su porcentaje de efectividad (de 34% a 34.8%), aumentó su cantidad de tiros intentados de 0.6 a 2.6. Genética de estrella para uno de los mayores reboteadores ofensivos de la NBA.

Hunter puede convertirse en el salto de calidad defensivo que el quinteto titular necesitaba: sobresalió en ese rubro durante la campaña que terminó con la Universidad de Virginia celebrando el título en el Final Four de la NCAA. Len, el más experimentado después de seis años en la liga, tendrá la ardua tarea de reemplazar a Dewayne Dedmon.

  • Opción Small Ball: Trae Young – Kevin Huerter – Cam Reddish – De’Andre Hunter – John Collins. La principal duda en torno al quinteto es en el apartado defensivo con Collins como pivote. “John es nuestro 4, así que no jugaremos una formación tan pequeña”, reconoció Pierce. Collins disputó tan solo el 13% de sus minutos como pivote en 2018-2019.
  • Versatilidad: Pierce puede probar múltiples formaciones gracias a que la mayoría de sus jugadores puede cumplir con el rol en más de una posición.

Nombres propios de la rotación:

  • Evan Turner: será el encargado de darle minutos de descanso a Trae Young, aunque no es un jugador que encaje en el sistema ofensivo de Atlanta: apenas encestó el 21.2% de sus 0.7 intentos durante la última temporada en Portland Trail Blazers. Más allá de su influencia en la rotación, su presencia le permitirá a Pierce incluirlo en la formación titular al lado de Young para fortalecer su entramado defensivo.
  • Jabari Parker: nunca pudo recuperar su mejor versión tras las dos lesiones que sufrió en el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. Se marchó de Milwaukee Bucks y firmó con Chicago Bulls en busca de reconstruir su carrera, pero su etapa en la franquicia de su ciudad natal no funcionó y fue transferido a Washington Wizards. Convertido en agente libre, firmó con Atlanta. Cumplirá la función de anotador desde el banco.
  • Bruno Fernando: tras perder a Dedmon y con Len como única opción contrastada, el novato tendrá que causar un impacto inmediato en desde la segunda unidad. Buen defensor, promedió 13.8 puntos, 10.6 rebotes y 1.9 tapas en su último año. Desde su elección en el Draft, está trabajando en su tiro de tres puntos. Si logra replicar su producción universitaria, incluso podría quedarse con el puesto de titular.
  • Cam Reddish: compañero en Duke de Zion Williamson y R.J. Barrett, fue mejor considerado que Zion durante su etapa en la secundaria. Sin embargo, durante su año universitario retrocedió hasta convertirse en un enigma. Con un buen rango de tiro, fue una constante como líder de la segunda unidad en Duke, papel que podría traducir en Atlanta durante los minutos de descanso de Trae Young.

El entrenador: Lloyd Pierce

Después de cuatro años como asistente en Philadelphia 76ers, Lloyd redondeó una gran temporada en su debut como entrenador en jefe. El récord negativo de 29-53 es secundario para un Pierce que consiguió desarrollar el talento joven de su equipo y potenciarlo durante la temporada. Pese al balance final, Atlanta terminó siendo un equipo competitivo y uno de los más excitantes de cara al futuro. Pierce consiguió diferenciarse de la mayoría de las franquicias destinadas a perder: dotó de sentido a unos Hawks ilusionantes.

Estilo de juego

Atlanta fue el equipo de mayor pace de toda la liga durante la temporada 2018-2019 (104.56 posesiones cada 48 minutos). Es un equipo construido a imagen y semejanza de Young, capaz de manejar los tiempos a un ritmo fulgurante.

Los Hawks también fueron el equipo que más triples intentó, el cuarto que más encestó y el duodécimo que más puntos marcó (113.3 por encuentro). Pierce tomó una decisión natural: apostar por el talento en ataque de sus piezas.

Su mayor déficit es en defensa, punto débil de las formaciones jóvenes. Permitió 114.5 puntos cada 100 posesiones, el tercer peor equipo de la liga. El aterrizaje de Hunter en Atlanta ayudará a mejorar a su formación en dicho apartado, pero no promete ser una solución definitiva.

El apartado defensivo suele necesitar más tiempo de trabajo que su identidad ofensiva. “John (Collins) mejoró defensivamente durante la temporada, Trae mejoró defensivamente, pero fallamos como unidad”, confesó Pierce. El entrenador aseguró que aún no ha implementado su sistema defensivo: la temporada 2019-2020 será el siguiente paso en su evolución.

La figura: Trae Young

Es la cara de la franquicia y el epicentro de su sistema. Uno de los jugadores más excitantes de la liga, prototipo ideal del base moderno. Las comparaciones iniciales con Stephen Curry fueron correctamente argumentadas por su nivel durante su año como novato: su rango y su velocidad de ejecución lo convierte en un problema para cualquier defensor.

Destinado a convivir con el estigma de haber sido transferido por Atlanta a cambio de Luka Doncic, Young demostró que tiene carácter, personalidad y talento para afrontar situaciones adversas y salir victorioso. Con esos tres pilares lidera a un equipo que goza de buena salud y sueña con recuperar el protagonismo en un futuro no muy lejano.

El factor X: Jabari Parker

Era el complemento ideal para Giannis Antetokounmpo en Milwaukee Bucks, una dupla dominante cuya proyección aterrorizaba a la liga. Sin embargo, las lesiones frustraron su crecimiento y nunca volvió a encontrarse con su mejor versión. Lo intentó sin éxito en Chicago Bulls primero y en Washington Wizards después. Llega a Atlanta con el objetivo de revitalizar una carrera que está a una decepción más de convertirlo en un paria de la liga.

Parker saldrá desde el banco y tiene la oportunidad de convertirse en el líder que intentó ser en cada una de sus experiencias anteriores. Tendrá que convertirse en la primera alternativa ofensiva de la segunda unidad. Si lo consigue, tendrá un lugar en la NBA y podría potenciar a los Hawks a alcanzar la postemporada.

Expectativas: Por el batacazo

Si bien Atlanta aún es un equipo en formación, el Este es un frente abierto que entrega múltiples posibilidades. Los Hawks demostraron ser una franquicia valiente, rebelde, encabezada por un talento generacional cuyo estilo es ideal para la NBA moderna. Si bien será difícil transformar a un combinado de apenas 29 triunfos en un contendiente a playoffs, las chances existen y son concretas.

Pierce ha hecho un buen trabajo con una propuesta a la altura de la NBA actual. Alimentados con la ilusión de la segunda mitad de la última temporada, podrían inmiscuirse en la pelea por uno de los ochos cupos rumbo a la postemporada. Si no lo consiguen, tampoco será un fracaso.

Después de haber alcanzado las finales de conferencia en 2014-2015, la debacle de los Hawks fue evidente y alcanzó su punto máximo durante la última campaña de Mike Budenholzer en 2017-18. En un año, Pierce fue capaz de encauzar la situación de una franquicia que volvió a tomar la senda correcta. Si los nueva camada se afianza como un equipo competitivo, la gerencia encabezada por Travis Schlenk podría tentar a algún agente libre importante gracias a su flexibilidad salarial.

Contratos

Jugador2019-202020-212021-222022-232023-24
Chandler Parsons25.1M34.8M (UFA)
Evan Turner18.6M27.9M (UFA)
Allen Crabbe18.5M27.8M (UFA)
DeAndre Hunter7.1M7.4M7.8M (TO)9.8M (TO)
Jabari Parker6.5M6.5M (PO)8.4M (UFA)
Trae Young6.3M6.6M (TO)8.3M (TO)25M (RFA)
Cameron Reddish4.2M4.5M4.7M (TO)5.9 (TO)
Alex Len4.2M5.4M (UFA)
John Collins2.7M4.1M (TO)12.4M (RFA)
Kevin Huerter2.6M2.8M (TO)4.3M (TO)12.8M (RFA)
DeAndre’ Bembry2.6M7.8M (RFA)
Damian Jones2.3M6.9M (RFA)
Bruno Fernando1.4M1.5M1.8M2.3M (RFA)