Connect with us

Boston Celtics

Después de dos años, Boston intentará por fin cumplir una temporada a la altura de sus expectativas.

En 2017-2018, cuando la franquicia parecía hundirse por las lesiones de Gordon Hayward y Kyrie Irving, cayó en el séptimo partido de las finales del Este frente a Cleveland Cavaliers de LeBron James.

Con Irving y Hayward recuperados, en 2018-2019 los Celtics eran los máximos candidatos a quedarse con el título de su conferencia: en cambio, su temporada fue irregular, el equipo rindió por debajo de lo esperado, estallaron múltiples conflictos en el vestuario y el combinado de Brad Stevens cayó en semifinales frente a Milwaukee Bucks.

2019-2020 es una incógnita. Los movimientos en la caótica última agencia libre fueron sustanciales y Boston perdió calidad individual en los papeles pero podría haber reencontrado armonía detrás de escena. La situación ya no daba para más, según confesó Al Horford: “Teníamos mucho talento, muchísimo, y todos soñábamos con hacer grandes cosas. Pero creo que éramos demasiados. Había tantos grandes jugadores que era sencillamente imposible tener contento y centrado a todo el mundo. Realmente creo que ese fue nuestro gran obstáculo”.

Brad Stevens es una de las pizarras más destacadas de la NBA y ha demostrado que es capaz de moldear a un equipo protagonista. Sin los egos de antaño, podría imprimirle su sello a un Boston que no parte como candidato pero que convertirse en uno durante la temporada.

Movimientos

Draft 2019

  • Romeo Langford (Pick 14 – Escolta – Indiana)
  • Matisse Thybulle (Pick 20 – Alero – Washington)
  • Grant Williams (Pick 22 – Ala Pivote – Tennessee)
  • Carsen Edwards (Pick 33 – Base – Purdue)
  • Tremont Williams (Pick 51 – Base – LSU)

Renovaciones

  • Daniel Theis (2 años – 10 millones de dólares)
  • Brad Wanamaker

Altas

  • Kemba Walker (Charlotte Hornets)
  • Enes Kanter (Portland Trail Blazers)
  • Vincent Poirier (Saski Baskonia)
  • Tacko Fall
  • Max Strus

Bajas

  • Al Horford (Philadelphia 76ers)
  • Kyrie Irving (Brooklyn Nets)
  • Terry Rozier (Charlotte Hornets)
  • Guerschon Yabusele
  • Marcus Morris (New York Knicks)
  • Aron Baynes (Phoenix Suns)

Plantel

PGKemba WalkerCarsen EdwardsBrad Wanamaker
SGMarcus SmartJaylen BrownRomeo Langford
SFGordon HaywardSemi Ojeleye
PFJayson TatumGrant Williams
CEnes KanterDaniel TheisVincent Poirier
Robert Williams
Tacko Fall

Boston matizó las partidas de Kyrie Irving y Al Horford con dos piezas de perfiles disímiles. Si bien parece un retroceso en la calidad individual del quinteto, Kemba Walker y Enes Kanter pueden ofrecerle una nueva dimensión a la ofensiva de los Celtics.

Kyrie es uno de los mejores atacantes de la liga gracias a su multiplicidad de recursos y un manejo inigualable de la pelota. Considerado uno de los mejores handlers de la NBA, es uno de los mayores talentos de la NBA. Sin embargo, su fracaso como líder terminó siendo contraproducente. “Si Irving se hubiese quedado no estoy seguro de que la cosa fuese a funcionar. No quiero quedarme en el pasado, pero de conocer la llegada de Kemba, la situación habría sido completamente diferente”, asumió el propio Horford, hoy en Philadelphia 76ers.

Kemba, una estrella de perfil bajo, debería adaptarse mejor al estilo de juego y potenciarse bajo las órdenes de Stevens. En contraposición, Boston extrañará a Kyrie en situaciones de uno contra uno.

Smart, uno de los mejores defensores perimetrales de la NBA, ocupará la posición de escolta para dotar de equilibrio a un equipo que perdió en ese aspecto con la salida de Al Horford. Después de empezar la temporada 2018-2019 con su alineación más talentosa, Stevens envió a Brown y a Howard al banco de suplentes para darle lugar a Marcus Morris (hoy en New York Knicks) y a Marcus Smart. Kemba no es una garantía en defensa, por lo que la tenacidad y el corazón de Smart aparecen como la mejor opción para completar el backcourt.

Hayward estuvo lejos de su reencontrarse con su mejor versión durante la temporada anterior y perdió terreno hasta ser relegado al banco de suplentes. Sin embargo, en los últimos meses, dejó destellos del jugador que supo ser All-Star.

Después de una campaña fantástica como novato, Tatum no siguió con el crecimiento proyectado como sophomore. Sin Irving, tendrá que dar un paso adelante como líder. Con múltiples recursos ofensivos en su arsenal, deberá reencontrarse con la efectividad que supo tener durante la primera temporada, especialmente desde el perímetro.

Kanter será inicialmente el pivote titular, aunque sus falencias en el costado defensivo lo podrían condenar al banco de suplentes. El turco mostró su jerarquía en ataque durante la última postemporada pero, pese a sus esfuerzos, está lejos del ancla defensivo que representaba Horford. En el apartado ofensivo, el pick&roll entre Kemba y Kanter será uno de los nuevos movimientos de los renovados Celtics.

Nombres propios de la rotación:

  • Jaylen Brown: será su cuarta temporada, la última de su contrato. Entre una lesión en su mano y el caos generalizado de la franquicia, no pudo afianzarse en el quinteto titular y perdió terreno. Sin embargo, se recuperó durante la segunda mitad de temporada con un promedio de 14 puntos, 4.4 rebotes, 1.1 robos y 38.2% de tres puntos. Será tarea de Stevens darle mayor continuidad y confianza para que entre en ritmo. Buen defensor.
  • Grant Williams: probablemente sea el rookie más preparado para causar un impacto inmediato en los Celtics. Es un jugador completo, inteligente, capaz de de anotar, pasar, defender y lanzar desde el perímetro. Puede jugar de alero, ala pivote o pivote. De su adaptación dependerá su participación.
  • Carsen Edwards: el novato fue una de las sensaciones de la última Summer League. La segunda unidad de Boston evidenció problemas para anotar y Edwards podría ser la solución. El corajudo rookie no le teme a ningún escenario ni rival: ostenta una variedad de recursos que le permiten anotar desde cerca del aro, desde el midrange o desde tres puntos. En pretemporada se lució con ocho triples en seis minutos frente a Cleveland Cavaliers.

El entrenador: Brad Stevens

Stevens es considerado uno de los genios de la NBA moderna. Sin embargo, su gestión de un plantel de estrellas y egos terminó en fracaso. De cara a la temporada 2019-2020 tendrá un nuevo desafío, con menos recursos que en el pasado pero con un equipo joven para moldear liderado por una estrella de bajo perfil y ego.

“Me importa que juguemos unidos y con energía. Eso es lo que estamos buscando, eso es lo que queremos ser. Siento que estamos en un buen punto desde el que crecer, pero tenemos que jugar como debería hacerlo un equipo de Boston. Este equipo ha hecho un gran trabajo al pasar la página, avanzar y centrarse en sí mismo. Realmente me gustan los chicos con los que contamos en este momento”, definió Stevens.

Será su séptima temporada al frente de los Celtics. Cumplido el objetivo inicial de revitalizar a la franquicia, le faltó dar el paso final hacia la conquista de un título. Nuevamente en posición de underdog, tendrá que ser ingenioso para construir una nueva rotación, sensible para administrar los minutos de los jóvenes según su rotación e ingenioso para matizar el desequilibrio estructural que representan las pocas opciones en la zona pintada. Asimismo, deberá reconstruir la identidad de un equipo que se edificaba desde su defensa. Kemba y Kanter tendrán problemas, especialmente al defender el pick&roll rival.

Estilo de juego

Stevens definió al básquet moderno como un deporte sin posiciones fijas, con jugadores versátiles capaces de desempeñar diferentes roles en ataque y de defender a rivales de distintos tamaños. En ataque, Stevens volverá a ser el hombre más importante de estos Celtics y su sello volvió a plasmarse durante la pretemporada. El sistema por encima de los nombres propios.

“Tenemos un desafío: ser lo mejores que podamos ser. Se trata de un desafío diferente al del año pasado desde el punto de vista táctico, algo que en el pasado no existía por la fortaleza de algunos de nuestros jugadores, sobre todo en posiciones interiores. Será de alguna manera algo nuevo. Pero es algo que se solucionará con trabajo y con la mentalidad correcta. No tengo ningún motivo para pensar que no lo conseguiremos”, analizó Stevens. En ataque no tendrá problemas, pese a la baja de Irving: posee múltiples variantes.

En cambio, el desafío será mayúsculo en defensa sin Horford. El dominicano era la pieza que hacía funcionar el engranaje que también perdió a Aron Baynes a Marcus Morris. La partida de Big Al a Philadelphia 76ers es un dolor de cabeza para un equipo que necesitará que uno de sus tres pivotes de un paso al frente en defensa. En contraposición, Boston tiene personal para defender el perímetro con un switch permanente de aleros. El problema está en el interior.

La figura: Kemba Walker

Kemba tendrá el escenario que persiguió durante sus ocho años en Charlotte. Nunca tuvo un equipo competitivo que pudiera acompañar su constante crecimiento en ataque. Aún así se las ingenió para ser tres veces All-Star y para clasificar a los Hornets a dos postemporadas. En Boston estará rodeado de talento y bajo las órdenes de un técnico que suele potenciar a sus bases.

Kemba promedió 25.6 puntos, 4.4 rebotes y 5.9 asistencias con una eficacia del 43.4% de cancha durante su última temporada en Charlotte Hornets. Walker lideró a un plantel sin talento que luchó hasta último momento por un lugar en playoffs gracias a su monólogo.

Irving alcanzó los mejores números de su carrera con Stevens como entrenador. Kemba podría atravesar el mismo fenómeno, rodeado por un equipo con mayores recursos. Eficaz en el clutch, será el hombre que cargará con el ataque de Boston aunque no necesariamente el encargado de llevar la pelota en cada una de las ofensivas de su equipo: sus movimientos sin balón podrán ser capitalizados gracias a compañeros con la capacidad de conducir a los Celtics.

El factor X: Jayson Tatum

Muchos argumentan que la evolución de Tatum no fue la indicada en su segunda campaña en la NBA. Su nivel durante su año de novato fue sorprendente, como una pieza determinante para alcanzar las finales del Este pese a las bajas de Hayward e Irving.

Después de una campaña en la que debió convivir con el ego del veterano que debía liderarlos, Tatum podrá liberarse definitivamente. Si consigue quebrar su condición de joven talentoso para convertirse en estrella, los Celtics disfrutarán de múltiples alegrías durante 2019-2020. Es el momento de que asuma mayores responsabilidades y de un paso adelante.

Tatum deberá mejorar su selección de tiro: durante 2018-2019 tomó excesivos tiros desde el midrange, desperdiciando su destacada capacidad para atacar al aro y capitalizar cada una de las infracciones que recibe gracias a su eficacia desde la línea de libres (84% en su carrera). También deberá evolucionar como pasador.

Expectativas: Luchar por el Este

Tras la marcha de Kawhi Leonard a Los Angeles Clippers y la consecuente caída de Toronto Raptors, el Este quedó acéfalo. Sin embargo, tanto Milwaukee Bucks como Philadelphia 76ers están un paso por delante de los Celtics.

Aún en ese escenario, los Celtics irán a la caza de la cima de la conferencia. Si bien Stevens sigue al frente de la franquicia y el grupo de jóvenes permanece intacto, Boston tendrá que adaptarse al nuevo quinteto con Kemba Walker y Enes Kanter como titulares. Además, deberá desarrollar una nueva identidad tras haber perdido a Horford, el hombre que le daba sentido a su sistema defensivo.

Por talento y pizarra, Boston indudablemente estará en playoffs. Más allá del numero de triunfos, la escuadra de Stevens necesita demostrar mayor fiabilidad después de una campaña repleta de altibajos y problemas internos.

Contratos:

Jugadores2019-20202020-20212021-20222022-20232023-2024
Kemba Walker32.7M34.4M36M37.7M50M (UFA)
Gordon Hayward32.M34.2M (PO)43.8M (UFA)
Marcus Smart12.6M13.4M14.3M21.5M (UFA)
Jayson Tatum7.8M9.9M (TO)29.7M (RFA)
Jaylen Brown6.5M19.6M (RFA)
Daniel Theis5M5M9.5M (UFA)
Enes Kanter4.8M5M6.5M (UFA)
Romeo Langford3.5M3.6M3.8M (TO)5.6 (TO)
Vincent Poirier2.5M2.6M3.4M (RFA)
Grant Williams2.4M2.5M2.6M (TO)4.3M (TO)
Robert Williams1.9M2.0M (TO)3.7M (TO)11.M (RFA)
Semi Ojeleye 1.6M1.8M (TO)1.9M (UFA)
Brad Wanamaker1.4M1.9M (RFA)
Carsen Edwards 1.2M1.5M1.8M1.9M (TO)