Connect with us

Philadelphia 76ers

Si durante el proceso de Sam Hinkie en Philadelphia reinaba la paciencia, la etapa de Elton Brand es su antítesis: el número uno del Draft de 1999 sobresale por su agresividad para encontrar las piezas necesarias que le permitan luchar por el título.

Brand asumió en su cargo en septiembre de 2018 y en poco más de un año encadenó una serie de estruendosos movimientos con el objetivo de potenciar a su plantel. Dos meses después de su presentación, entregó a Robert Covington y Dario Saric a cambio de un Jimmy Butler enemistado con la gerencia de Minnesota Timberwolves. En febrero consiguió a Tobias Harris desde Los Angeles Clippers y diseñó en un equipo que cayó en la agonía del séptimo partido de semifinales de conferencia frente a los Raptors campeones de Kawhi Leonard.

La apuesta, aunque con un final triste marcado por las lágrimas de Joel Embiid, había funcionado. Pero Brand no estaba conforme y volvió a convulsionar los cimientos de la franquicia: se desprendió de Butler en un sign&trade a cambio de Josh Richardson, renovó a Tobias Harris, extendió el vínculo de Ben Simmons y firmó a Al Horford en un movimiento maestro de impacto múltiple: Embiid ya no enfrentará a su principal antídoto, Philadelphia tendrá a una de las mejores defensas interiores de la historia y Boston perdió a una pieza fundamental de su estructura.

Brand diseñó un quinteto titular temible en los papeles que ahora Brett Brown deberá afianzar dentro del campo de juego. No será una tarea fácil para un equipo que tiene múltiples fortalezas y algunas debilidades marcadas. Sin Kawhi, su bestia negra, se erigen como máximos candidatos en un Este polarizado entre los Sixers y el bestial Giannis Antetokounmpo.

Movimientos

Draft 2019

  • Matisse Thybulle (Pick 20, desde Boston Celtics)
  • Marial Shayok (Pick 54)
  • Jordan Bone (Pick 57, desde Atlanta Hawks)

Renovaciones

  • Tobias Harris (180 millones por 5 años)
  • Mike Scott (9.8 millones por 2 años)
  • James Ennis (4 millones por 2 años)

Altas

  • Josh Richardson (Miami Heat)
  • Al Horford (agencia libre – Boston Celtics – 109 millones por 4 años)
  • Kyle O’Quinn (agencia libre – Indiana Pacers – 2 millones por 1 año)
  • Trey Burke (agencia libre – Dallas Mavericks – 2 millones por 1 año)
  • Raúl Neto (agencia libre – Utah Jazz – 1.7 millones por 1 año)

Bajas

  • Jimmy Butler (agencia libre – Miami Heat – 140 millones por 4 años)
  • Jonathon Simmons (Washington Wizards)
  • Boban Marjanovic (agencia libre – Dallas Mavericks – 7 millones por 2 años)
  • T.J. McConnell (agencia libre – Indiana Pacers – 7 millones por 2 años)
  • J.J. Redick (agencia libre – New Orleans Pelicans – 26.5 millones por 2 años)
  • Amir Johnson (agente libre)
  • Greg Monroe (agente libre)

Plantel

PGBen SimmonsRaul NetoTrey Burke
Shake Milton
SGJosh RichardsonZhaire SmithFurkan Korkmaz
Marial Shayok
SFTobias HarrisJames EnnisMatisse Thybulle
PFAl HorfordMike ScottJonah Bolden
CJoel EmbiidKyle O’QuinnNorvel Pelle

Su quinteto titular tiene el potencial para convertirse en el mejor de la NBA pero necesitará horas de vuelo bajo las órdenes de Brett Brown. Con cinco jugadores por encima de 1.96, también será el más alto de la liga. No será fácil encajar las piezas de un equipo con perfiles y estilos similares.

Ben Simmons es una fabulosa excepción, un base de 2.08 cuyo repertorio es magnífico en todos los rubros salvo en un único lunar que representa un problema mayúsculo para Philadelphia: no tira en suspensión. No es que no sea eficaz desde el perímetro: lanzó apenas 6 triples y 67 dobles desde el midrange con una eficacia del 20.9% en 2018-19. Físicamente bestial e imparable, los rivales no pueden domarlo ni siquiera cuando conocen a la perfección su libreto.

Previsible, el inconveniente se profundiza en los últimos minutos de los partidos cerrados y en la postemporada: los rivales le permiten moverse con libertad por sus zonas de nula influencia y colapsan una pintura en la que asfixian también a Embiid. Philadelphia necesita que Simmons alcance un tiro en suspensión aunque sea promedio.

Josh Richardson ocupará el lugar de Jimmy Butler, aunque también tendrá la obligación de matizar la partida de JJ Redick. El experimentado escolta de New Orleans Pelicans, uno de los mejores jugadores de la NBA encontrando espacios sin la pelota, era el único tirador de los Sixers. En su quinto año y con un promedio de 35.7% en 2018-19, Richardson será la principal amenaza de un equipo con anemia perimetral.

Tobias Harris rindió como líder ofensivo de Los Angeles Clippers y se acopló con éxito a Philly, en donde promedió 18.2 puntos y 7.9 rebotes con una eficacia del 46.9% de cancha y 32.6% de tres. Si bien no es un especialista, es útil para abrir la cancha y generar espacios internos para sus compañeros. Debería ganar mayor protagonismo sin Redick y Butler, por lo que podría volver a lucirse en situaciones de pick&roll y de isolation.

Al Horford fue el epicentro defensivo de Boston Celtics, el ancla a partir del cual se construyó el sistema de Brad Stevens. Los problemas de vestuario en el TD Garden desembocaron en una salida precipitada que no se hubiera concretado en caso de que la partida de Kyrie Irving a Brooklyn Nets se hubiera concretado previamente. Dueño de un altísimo IQ, eximio pasador y efectivo tirador, representará un complemento ideal para Embiid -también un modelo a seguir- y una opción para darle minutos de descanso a Jojo durante la temporada regular para cuidar su físico.

Embiid es la consecuencia del proceso, el emblema de la franquicia. Si está en plenitud física puede ser considerado el mejor en ambos costados de la cancha. Su impacto en defensa es absoluto y en ataque es un enigma indómito gracias a la extravagante combinación entre su talento y su físico. Su carácter díscolo es uno de los puntos a mejorar para un jugador con las condiciones necesarias para ser MVP.

Al margen de la falta de tiro exterior, la rotación es otro de los focos de preocupación de un equipo que se desprendió de Landry Shamet en el pasado. El joven que hoy viste la camiseta de Los Angeles Clippers calzaría a la perfección como tirador y heredero de Redick. Mike Scott, renovado, aportará en ese rubro. Matisse Thybulle, adquirido desde el Draft, se destaca como un intenso defensor que apuntalará a la probable mejor defensa de 2019-20.

El entrenador: Brett Brown

Soportó la etapa del proceso con tres temporadas por debajo de los 20 triunfos y ahora disfruta de un equipo con potencial de campeón. Tendrá el desafío de construir a un equipo con un fuerte quinteto titular, una dudosa rotación y una marcada deficiencia en el perímetro. Pero a diferencia de la temporada anterior, Brown tendrá tiempo de sobra para pulir una formación que podría convertirse en la mejor de la liga.

Será un estilo similar al de 2018-19 porque Philadelphia acrecentó aún más su modelo después de los movimientos del último mercado. La gran diferencia radicará en que una formación de mayor altura le permitirá profundizar aún más su carga permanente al rebote, después de haber conseguido uno de los mejores registros de la NBA.

Será interesante descubrir las combinaciones de quintetos que Brown probará a lo largo de toda la temporada, con Embiid o Horford como único cinco e incluso con la posibilidad de combinarlos para formar una dupla que puede convertirse en una de las mejores defensas interiores de la historia de la liga.

La figura: Joel Embiid

Todo en Philadelphia pasa por Embiid. El camerunés fue el pivote de mayor uso en 2018-19 (32.7%) y aún así no perdió eficacia. Con él en la cancha, Philadelphia anotó siete puntos más cada 100 posesiones y se mantuvo como la mejor defensa de la liga. Su combinación de físico, talento y agilidad lo convierten en un jugador único en la constelación NBA. Si consigue mantenerse sano, es cuestión de tiempo para que reciba el premio a MVP.

El factor X: Josh Richardson

Llegó a cambio de Jimmy Butler desde Miami Heat. Su tarea será mayúscula para reemplazar la influencia ofensiva de Jimmy Buckets y la amenaza perimetral de JJ Redick. En defensa será una garantía como en sus cuatro campañas en Miami. Su evolución en ataque fue progresiva y sostenida (saltó de 12.9 puntos por partido en 2017-18 a 16.6 puntos en 2018-19) y fue consistente desde tres puntos (37.8% en 17-18, 35.7% en 18-19).

Expectativas: El título

Philadelphia va por todo, impulsado por los movimientos agresivos de Brand. Atentos a la evolución de Simmons y el físico de Embiid, los Sixers partirán como candidatos junto a Milwaukee en el Este. Brown necesitará tiempo para encastrar las piezas y, si no sufre ninguna lesión de gravedad, podría conseguir el objetivo con el que sueñan en la franquicia. It’s always sunny in Philadelphia.

Contratos

Jugador2019-202020-212021-222022-232023-24
Tobias Harris32.7M34.3M35.9M37.6M39.2M
Al Horford28M27.5M27M26.5MUFA
Joel Embii27.5M29.5M31.5M33.6MUFA
Josh Richardson10.1M10.8M11.6M (PO)UFA
Ben Simmons8.1M29.2M31.5M33.9M36.2M
Mike Scott4.7M5MUFA
Zhaire Smith3M3.2M4.9M (TO)RFA
Matisse Thybulle2.5M2.7M2.8M (TO)4.3M (TO)RFA
James Ennis1.8M2.1M (PO)UFA
Jonah Bolden 1.6M1.7M1.8MUFA
Trey Burke1.6MUFA
Kyle O’Quinn1.6MUFA
Raúl Neto1.6MUFA
Furkan Korkmaz1.6M1.7MUFA
Shake Milton1.4M1.7M1.8M1.9M (TO)UFA